Bogotá, 9 de diciembre de 2019.- El Informe mundial sobre Desarrollo Humano 2019 “Más allá del ingreso, más allá de los promedios y más allá del presente: las desigualdades en el desarrollo humano en el siglo XXI, lanzado hoy en Bogotá por el Administrador del PNUD Achim Steiner y el Presidente de Colombia Iván Duque, revela que está surgiendo una nueva generación de desigualdades en torno a la transformación digital, la crisis climática y el acceso al conocimiento.

El Informe pone de manifiesto que además de las ya conocidas brechas en aspectos ligados a las condiciones de vida más básicos -en las que se ha avanzado enormemente, pero aún quedan desafíos significativos- surgen nuevas brechas para que las personas puedan alcanzar la vida que quieren vivir.

Por ejemplo, al observar las desigualdades crecientes a raíz de la transformación digital, el Informe comprueba que en los países con desarrollo humano muy alto las suscripciones a servicios de banda ancha fija están creciendo a un ritmo 15 veces más rápido que en los países con desarrollo humano bajo, y que la proporción de la población adulta con estudios superiores también está creciendo a un ritmo más de seis veces superior al de los países de desarrollo humano bajo. Estos elementos, considerados accesorios hasta recientemente, son hoy esenciales para que las personas puedan escoger las trayectorias de vida que desean.  

Estas brechas están aumentando en todo el planeta. Lo mismo sucede con el cambio climático, agravado por el hecho de que los países que más sufren sus efectos no son los causantes de este. América Latina y el Caribe es altamente vulnerable al cambio climático, por ejemplo, en las ciudades costeras como Cartagena que están en riesgo por el incremento en el nivel del mar, o en la Mojana o la Guajira, donde los fenómenos meteorológicos extremos aumentan en intensidad y frecuencia, generando mayores inundaciones y sequías que afectan a las personas más vulnerables.

Colombia, uno de los países más dinámicos de la región, y sede por primera vez del lanzamiento global en América Latina, ha tenido grandes transformaciones en las últimas décadas, evidenciado en la reducción a la mitad de su incidencia en pobreza monetaria, la cual pasó de 49% en 2002 a 27% en 2018. Esto sin lugar a duda es un avance que se confirma con el Índice de Desarrollo Humano.

Colombia se encuentra en el puesto 79 entre 189 países, lo cual ubica al país en la categoría de Desarrollo Humano Alto.  Entre 1990 y 2018, el Índice de Desarrollo Humano del país pasó de 0.600 a 0.761, un aumento notable del 26.9%. La expectativa de vida al nacer incrementó 7.4 años, mientras los años de escolaridad aumentaron 2.9, y el promedio de escolaridad aumentó 5.5 años. Asimismo, el ingreso per cápita aumentó 74.5% (pasando de 7.392 a 12.896 PPP$)[1].  No obstante, cuando el Índice se ajusta por desigualdad, países como Brasil, México y Colombia registran caídas significativas de su desarrollo humano. América Latina continúa siendo la región más desigual del mundo, poniendo de manifiesto un desafío estructural acumulado por los últimos decenios.  

Hoy en día tenemos ante nosotros la cresta de una ola de desigualdad. Lo que ocurra a continuación dependerá de las decisiones que tomemos. La desigualdad comienza en el momento del nacimiento, define la libertad y las oportunidades de los niños, adultos y personas mayores y se transmite a la siguiente generación. De igual modo, las políticas destinadas a prevenir las desigualdades también pueden seguir el ciclo vital,” dijo Achim Steiner, Administrador del PNUD.

Puntualmente, el Informe recomienda, entre otros:

1.  Avanzar hacia una nueva generación de mediciones para cubrir las numerosas carencias de datos, medir diferentes tipos de desigualdades e ir más allá de los promedios de forma sistemática.

2.  Evitar una profundización de las desigualdades del desarrollo humano del siglo XXI centrando la atención en combatir la nueva generación de desigualdades, muchas de las cuales apenas están empezando a emerger.

3.  En política pública, el enfoque propuesto por el Informe plantea una serie de políticas para corregir las desigualdades del desarrollo humano en un marco que vincula la expansión y distribución tanto de las capacidades como de los ingresos a lo largo del ciclo de la vida.

Contar con un Informe, que va más allá de los promedios e invita a avanzar en una batería de indicadores para poder medir e informar las decisiones de política, es una oportunidad para revisar cómo las inequidades a lo largo del ciclo de vida están impactando el futuro de las personas, incluso antes de nacer, y sirve como hoja de ruta para lograr un desarrollo más justo y equitativo, en donde las oportunidades lleguen a todas las personas y los territorios sin dejar a nadie atrás.

 

 

Para más información y entrevistas, contactar:

Nueva York:

Adam Cathro; adam.cathro@undp.org  +1 212 906 5326,

Anna Ortubia anna.ortubia@undp.org  +1 212 906 5964

Vanessa Hidalgo, Vanessa.hidalgo@undp.org + 1 646 338 9462.

Bogotá:

Carmen Morales, Carmen.morales@undp.org +57 313 494 9805.

 

****

Sobre el PNUD: El PNUD forja alianzas con todos los niveles de la sociedad para ayudar a construir naciones que puedan resistir las crisis; promueve y sostiene un tipo de crecimiento que mejora la calidad de vida de todos. Presentes sobre el terreno en más de 170 países y territorios, ofrecemos una perspectiva global y un conocimiento local al servicio de las personas y las naciones.

 

Sitio web: https://www.co.undp.org/

Twitter: @PnudColombia

Facebook: Facebook.com/pnudcol

Instagram: @PnudColombia

Flickr: PNUD Colombia

 

[1] PPP$: ingreso per cápita en dólares americanos.   



 

Sigue el evento de lanzamiento en vivo

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global