Jornadas de pedagogía en Mayabangloma, Fonseca, La Guajira

Las comunidades étnicas, campesinas y organizaciones de víctimas de las zonas rurales en el municipio de Fonseca (departamento de La Guajira, en el norte de Colombia) participaron en tres jornadas de pedagogía sobre las Curules de Paz. Liderazgos territoriales se reunieron entre el 14 y 15 de febrero con interés por conocer la mecánica electoral de las circunscripciones de paz, que visualizan como oportunidad para potenciar -desde la agenda legislativa- sus oportunidades de desarrollo agrícola, social y de resiliencia. 

Así fue la pedagogía de Curules de Paz en Fonseca, La Guajira

La Cámara de Representantes de Colombia tendrá 16 sillas nuevas, que serán ocupadas por personas de las Circunscripciones Especiales de Paz, en cumplimiento de un compromiso por la representación política, la participación y reparación de las víctimas del conflicto.

Lea aquí el ABC de las Curules de Paz

La pedagogía es liderada por la Registraduría Nacional del Estado Civil, con apoyo de la Agencia de Cooperación Española AECID y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD en Colombia. El ejercicio de Fonseca corresponde a una iniciativa de pedagogía que realizan dichas instituciones desde diciembre de 2021, y que ha recorrido territorios rurales en Caquetá, Valle del Cauca, Cauca, Sucre, Córdoba, Antioquia, entre otros.

“Los representantes de la mesa de víctimas celebramos y vemos con satisfacción esta retribución de derechos con las Curules de Paz, pactada desde los Acuerdos de Paz en 2016 y que no se habían cumplido. Allí tendremos representación en el Congreso para velar por nuestros derechos e intereses, y los de nuestros territorios, y dejar de ser revictimizados”, afirmó Hanner Martínez Bolívar, representante de víctimas y presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de la zona rural del municipio de Fonseca.

Las jornadas convocan a los liderazgos y comunidades residentes de las zonas rurales (veredas y corregimientos) pues son quienes podrán votar la tarjeta electoral de las Curules de Paz. Las 16 sillas para las víctimas se crean para dos periodos constitucionales (2022-20226 y 2026-2030), y corresponden a una curul que podrá elegir cada circunscripción especial, es decir, cada subregión PDET priorizada para el posconflicto. Se trata de 167 municipios en 19 departamentos de Colombia.

“Para la cooperación española las Curules de Paz llegan a consolidar un trabajo que se centra en los territorios más afectados por la violencia, y busca apoyar a las autoridades y al gobierno nacional para que ese compromiso por las comunidades más afectadas se traduzca en un proceso que ofrezca derechos a los ciudadanos y fortalezca la democracia”, dijo Vicente Ortega Cámara, coordinador General de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en Colombia.

En Fonseca, los talleres convocaron a decenas de personas que representaban a víctimas, campesinos, grupos étnicos y originarios, y liderazgos sociales, comunales y comunitarios de los corregimientos El Hatico, Conejo y el Resguardo Indígena de Mayabangloma.

Los municipios de Fonseca, Dibulla y San Juan del Cesar en La Guajira; así como Agustín Codazzi, Becerril, La Jagua de Ibirico, La Paz, Pueblo Bello y Valledupar en el Cesar; y Aracataca, Ciénaga, Fundación y Santa Marta del Magdalena conforman la Circunscripción Transitoria de Paz número 12.  Por tanto, sus comunidades rurales podrán elegir a una persona Representante a la Cámara (adicional a los que representan a sus departamentos o circunscripciones étnicas), y con característica especial de provenir de organizaciones de víctimas, campesinas, de mujeres, grupos étnicos, más no por partidos políticos tradicionales.

“Para lograr una participación más amplia y democrática, desde el Acuerdo de Paz se proyectaron las curules en las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz ampliar la voz y participación de las víctimas del conflicto armado: que tuvieran incidencia en el Congreso y lograr que esos territorios más olvidados y afectados por el conflicto armado puedan posicionar sus agendas de desarrollo sostenible”, indicó Blanca Cardona, gerente Nacional de Gobernabilidad Democrática del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD en Colombia.

En cada taller se explica a las comunidades lo que deben tener en cuenta para votar el 13 de marzo. Con cédula en mano y conociendo la mesa de votación, también les aclaran cómo entender cada tarjeta electoral. Incluso, al finalizar, participan en una simulación del momento de las elecciones, y cualquier duda sobre su participación es aclarada por la Registraduría.

A dichas comunidades en veredas y corregimientos, el próximo 13 de marzo día de elecciones, les entregarán una tarjeta electoral adicional a la de Senado y Cámara de Representantes del Departamento. Las zonas PDET, que corresponden con estas circunscripciones, representan más de la tercera parte del territorio nacional y allí viven más de 6 millones de personas (24% de la población rural del país). Se estima que al menos 3 millones de sus habitantes son víctimas directas del conflicto armado. Más de 1.2 millones están habilitados para votar en las CITREP.

Las listas de candidaturas CITREP son paritarias: de 401 aspirantes, 201 son mujeres y 200 hombres. Solamente esta circunscripción y la internacional lograron formular listas con igualdad de géneros.

"Somos víctimas del conflicto armado, tanto a nivel individual y colectivo, como en términos del territorio; es importante esta representación de las Curules de Paz pues comienza a darnos visibilidad en tomar decisiones para repararnos. Pero además este momento es histórico: el que en las Curules de Paz se haya tenido en cuenta a hombres y a mujeres por igual en la conformación de listas, es un logro no sólo para las mujeres sino para la paz y para todo el país", agregó Loreti Uriana, coordinadora del área de Mujer, Familia y Generación en el resguardo indígena de Mayabangloma.

La Registraduría Nacional del Estado Civil, el Consejo Nacional Electoral, AECID y el PNUD en Colombia han emprendido una amplia campaña de pedagogía para que las comunidades rurales de los 167 municipios CITREP no pierdan la oportunidad y acudan a votar la tarjeta electoral de las Curules de Paz. Le invitamos a consultar y compartir estos contenidos y multiplicar el mensaje, para que la voz de las víctimas se escuche: 

Qué son las Curules de Paz para las Víctimas CITREP

Las Curules de Paz para las víctimas: cómo participar

¡Llegan las Curules de Paz! ¡Que la voz de las víctimas se escuche!

Comunidades víctima rurales de Circunscripciones de Paz: ¿Cómo participar en las Curules de Paz?

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global