En Barbacoas, Nariño y en Pailitas, Cesar se implementa el piloto de la estrategia “Comunidades rurales resilientes: tiendas comunitarias como nodos dinamizadores de la economía local frente a la crisis de COVID-19”. La iniciativa, que empezó a implentarse desde marzo de este año, está logrando reactivar la economía local, combatir el desabastecimiento, garantizar la seguridad alimentaria e impulsar el desarrollo humano de 1.600 familias en condición de pobreza y vulnerabiidad ubicadas al norte y occidente colombiano.  

A través de la puesta en marcha de tres tiendas comunitarias en Barbacoas y otras tres en Pailitas,  el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- y las organizaciones rurales encargadas de su funcionamiento, ponen en marcha un modelo integral que incluye una serie de componentes a implementarse de manera escalonada de acuerdo con las necesidades  de cada territorio.

1. Módulo de conectividad digital: ofrece una solución de conectividad a través de internet satelital o terrestre para el desarrollo de los servicios de la tienda. Permite gestionar de manera efectiva a clientes y proveedores, ampliar la capacidad de venta a través de nuevos canales y proporciona a la comunidad nuevas posibilidades para acceder a conocimiento e información. Facilita el acceso de estudiantes a nuevos contenidos, favorece el desarrollo de espacios de capacitación a través de videoconferencias en temas como emprendimiento, prevención de violencias basadas en género, rutas de atención a población vulnerable entre otras temáticas.

2. Módulo de seguridad alimentaria: establece huertas de seguridad alimentaria para dinamizar el consumo local alrededor de la comercialización de los excedentes que se producen en las fincas campesinas bajo el esquema participativo de patios saludables y la siembra y cosecha de especies nativas. Este esquema además de proveer seguridad alimentaria genera ingresos a través de la comercialización de los excedentes de las huertas.

3. Módulo soluciones de agua: ofrece medidas para hacer frente al cambio climático y soluciones de agua para riego, consumo y bioseguridad.

4. Módulos domiciliarios: establece un servicio de domiciliarios con jóvenes- hijos de las personas de las organizaciones -que favorece la generación de ingresos para los jóvenes rurales gracias a las entregas puerta a puerta. Además, amplia la zona cobertura de la tienda, maximizando ingresos y sostenibilidad.

5. Corresponsal bancario: plantea estrategias alternativas de pago y evita desplazamientos al facilitar medidas de mobile cash o mobile transfer. Esto permite establecer en la tienda una sucursal bancaria que aprovecha las herramientas tecnológicas y las soluciones desarrolladas por la banca. De esta manera, la tienda provee servicios bancarios básicos a la comunidad que permiten obtener dinero efectivo y recibir transferencias monetarias generadas por los programas del Estado, ya sea en productos de canasta básica o en efectivo.

6. Red de proveeduría: busca dinamizar la economía local apoyando emprendimientos rurales de organizaciones campesinas presentes en el territorio para fortalecerlos como parte de su red de proveedores. Esto permitirá apoyar a organizaciones cercanas que producen pollos, huevos, miel, panadería, lácteos, entre otros productos.  La ampliación del impacto de la tienda permitirá llegar a un territorio más amplio y alcanzar un mayor número de familias y emprendimientos.

En el mediano plazo se busca la profesionalización de las tiendas comunitarias a través de la puesta en marcha de una estrategia de microfranquicias que repliquen el modelo de negocios de las tiendas comunitarias y creen una red de líderes para ampliar el alcance territorial.

 


El modelo ya está mejorando la calidad de vida de las familias rurales

En Barbacoas, las tiendas están a cargo de la Junta de acción comunal de Altaquer, la Asociación agrícola pecuaria del maíz -ASOAGRIPMAIZ, y la Asociación Reserva Monteloro, se está garantizando la seguridad alimentaria de casi 400 familias, 200 de ellas del resguardo indígena Awá.  El modelo funciona bajo un esquema colaborativo y participativo que empodera a las comunidades campesinas para tejer redes de proveeduría y distribución comunitaria aprovechando las ventajas que trae la economía de escala y las compras al por mayor.

Es así como la tienda que lidera ASOAGRIPMAIZ se empieza a consolidar como un nodo dinamizador de la economía local al fortalecer otros cuatro emprendimientos vecinos. Se tejen alianzas con el Consejo comunitario de Barbacoas al que pertenecen 12 mujeres afro que fabrican productos lácteos; con el Consejo comunitario de la vereda La María integrado por una asociación de mujeres afro que trabajan productos de panadería;  con la Asociación Anturios del Pacífico, una asociación de mujeres campesinas que producen panela y un emprendimiento de transporte del Resguardo Ñambi Tierra Verde que cuenta con un camión de cinco toneladas con el que se planea asegurar la cadena de abastecimiento a 400 familias  y tres comunidades cercanas en el futuro próximo.

“Desde hace tres años cuando iniciamos con la asociación teníamos el sueño de tener nuestra propia tienda. Ahorita con la ayuda del PNUD lo estamos haciendo realidad. El conflicto armado y la enfermedad nos tenía entre la espada y la pared y no podíamos ir hasta el pueblo a comprar alimentos.  Teníamos miedo de contagiarnos del virus y de los cinco grupos armados que se disputan la zona.  Ahora con la tienda cerca podemos comprarnos entre nosotros mismos y no nos exponemos”, dice Aura Melba representante legal de ASOAGRIPMAIZ y, quien, a través de la tienda, está vendiendo pollo, arroz, azúcar, atún, salchichas, jamoneta, sal y panela a su comunidad.

Las asociaciones encargadas de la administración de las tiendas de Barbacoas son participantes del convenio conjunto entre el Proyecto de Desarrollo Incluyente Rural del PNUD, el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz- MPTF y la Agencia de Renovación del Territorio – ART en el marco del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial- PDET.

 

 

En Pailitas, las tiendas se fortalecen durante la pandemia

En las veredas El Terror, Barro Blanco y Los Corazones en la zona rural del municipio de Pailitas, Cesar las tiendas garantizan el aprovisionamiento de productos de la canasta básica y la activación de los nodos económicos locales.

Para Nixon Fabián Cuellar de 30 años, las tiendas les permiten conseguir alimentos, productos de aseo y herramientas básicas de manera rápida y económica, puesto que no tienen que desplazarse 12 kilómetros a la cabecera municipal para comprar lo que necesitan.  “Para nosotros los campesinos estas tiendas nos han servido para cubrir muchas necesidades. Ya no tenemos que ir al pueblo por una panela porque aquí la conseguimos a buen precio.  Entonces ya no gastamos gasolina, ni descuidamos las labores que uno tiene en la finca. Estamos muy agradecidos”, asegura este residente de la vereda El Terror quien se dedica al ordeño para la producción de leche.

Precisamente, una parte de su producción se convierte en el queso que más tarde se vende en la tienda. Allí también se consigue el alambre, las grapas, las puntillas, los alicate, los guantes y demás implementos que se requieren para la actividad ganadera propia de la zona.

En la zona rural de Pailitas, las tiendas comunitarias han sido vitales para devolver el dinamismo económico y social de una región que vivió el desplazamiento forzado. Su puesta en marcha desde 2018 obedece a una medida de reparación colectiva en el marco del programa Emprendiendo Sueños, el cual es liderado por el Ministerio del Trabajo con el apoyo técnico del PNUD.

De esta manera el modelo de tiendas comunitarias diseñado por el PNUD integra distintos componentes y aliados con los que se busca llegar a zonas rurales dispersas y generar desarrollo y nuevas oportunidades en medio de la crisis generada por el COVID 19.

Para más información de las tiendas comunitarias puede comunicarse al correo electrónico: andres.franco@undp.org

 

Conoce más:

https://pnudcolombia.exposure.co/las-tiendas-comunitarias-se-levantan-frente-al-covid-1

https://pnudcolombia.exposure.co/las-tiendas-comunitarias-se-levantan-frente-al-covid

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global