Descargar documento
Informe sobre violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados 1984-2011
Descargar documento
RESUMEN - Informe sobre violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados 1984-2011

Informe sobre violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados 1984-2011

27/01/2014

1. Sobre la magnitud de la violencia: Estado, centrales sindicales y empresariado unánimemente reconocen que lo acaecido de 1984 a 2011 ha sido preocupante, así existan algunas divergencias de cifras entre las fuentes. Pero ese no es el núcleo central del debate.

 

2. La violencia no se distribuye homogéneamente en todos los años ni en las diversas zonas geográficas ni en los diversos sindicatos: hay sitios, sindicatos y años de gran concentración de casos de violencia. Los años de mayor concentración son los cuatro años picos de la curva: 1988, 1994, 1996, 2002; el más alto de todos,  1996.  Los sitios: son 32 municipios, de los cuales los de mayores cifras son: 4 de Urabá, 6  del Magdalena Medio y 4 ciudades: Medellín, Cali, Barranquilla y Montería.

Los sindicatos: son 25, encabezados por los sindicatos de maestros de Fecode; Sintrainagro, de trabajadores bananeros; y la USO, de trabajadores petroleros. Estambién alto el número de homicidios sobre trabajadores de Anthoc (sindicato de la salud), Asonal Judicial, Aseinpec, Sintraemcali, Sinantrainal (de la industria de alimentos), los sindicatos de la palma y Sutimac, de trabajadores del cemento.

 

3. ¿Quiénes están, entonces, detrás de esta violencia? Y, ¿Qué los mueve o impele a esas acciones?  

El Informe no resuelve este interrogante en tanto el país no ha logrado hacerlo, pero brinda elementos para que las investigaciones prosigan con el mayor rigor posible.

En cuanto a los móviles:hay un gran vacío de información. En el último balance que en el curso del Proyecto se obtuvo de la Fiscalía (agosto 2009), se habían producido 223 sentencias referidas claramente a crímenes contra sindicalistas (en su mayor parte homicidios), cuando hasta ese momento se contaban 2.791 homicidios segúnla base de datos de la Escuela Nacional Sindical.

Con relación a los móviles, en el 56 % de las sentencias los jueces determinan que el móvil fue el antisindical. Es decir, que mataron a los sindicalistas por acciones relacionadas con su ejercicio sindical y no por móviles aleatorios o fortuitos. Los móviles relacionados con la delincuencia común, en cambio, como robarles, cobrarles venganza, u otros de este género, solo se encuentran en el 16% de las sentencias.

 

4. Frente a esta violencia ¿qué ha logrado hasta hoy el Estado y qué acciones requiere emprender hacia adelante?

Hay un poco menos de impunidad en los casos de crímenes contra sindicalistas que en el conjunto de crímenes en general. Esto debido a algunas mejoras que empezaron a observarse desde 2006, cuando se crearon la Subunidad para investigar crímenes contra sindicalistas (en la Fiscalía) y la Jurisdicción Penal Especial de Descongestión (en la rama judicial).  Se necesitan más jueces, fiscales e investigadores, pero se requieren también cambios organizativos, reformulación de metas e instrumentos de evaluación de gestión permanentes, y adecuación de las metodologías a la naturaleza de este tipo de violencia sistemática, que exige, para desenmarañarla, incorporar también enfoques sistémicos.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global