La meta del Laboratorio de Aceleración en Colombia

Colombia es considerado un país de ingreso medio alto, mejorando consistentemente sus indicadores de desarrollo e ingresando al grupo de países con alto desempeño económico. Sin embargo, cuando esta medición es ajustada por desigualdad, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Colombia pierde 23,6 puntos porcentuales y lo posiciona como el segundo país más desigual de América Latina y el Cariba, únicamente después de Brasil.

Tras un conflicto armado de más de 50 años y la firma de un Acuerdo de Paz en 2016 con la guerrilla de las FARC, aun hoy las secuelas de la violencia siguen impactando los indicadores de desarrollo de aquellos municipios y departamentos colombianos más afectados por el conflicto; contribuyendo a su poscionamiento como los territorios más dejados atrás del país.

Estos territorios dejados atrás son considerados puntos calientes, entendidos como aquellos espacios físicos en donde múltiples brechas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se intersectan (SDG Hotspots in LAC). Por consiguiente, los puntos calientes aglomeran problemas complejos de desarrollo como la pobreza, las exclusiones extremas, la seguridad ciudadana, la desigualdad de género, la violencia, las migraciones, la vulnerabilidad a los desastres naturales y al cambio climático, las economías basadas en los recursos naturales, y la falta de confianza de los ciudadanos para con las instituciones y funcionarios públicos (Informe de Desarrollo Humano del Caribe).

Es en estos puntos calientes donde el PNUD en Colombia y sus actores estratégicos buscan acelerar sus intervenciones y alcanzar un desarrollo humano sostenible para: (i) no dejar a nadie atrás, mientras aborda las exclusiones más fuertes por género, raza, etnia o exclusión geográfica; (ii) aumentar la resiliencia a los desastres naturales, las crisis económicas y los conflictos sociales y políticos; y (iii) promover transformaciones estructurales que aseguren el desarrollo sostenible (Plan Estratégico del PNUD, 2018-2021)

 

Cerrando la brecha de la última milla de extremo a extremo

El concepto de última milla es un término generalmente utilizado en la gestión de la cadena de valor, haciendo referencia al último tramo geográfico que debe recorrerse para proporcionar servicios a los usuarios finales. Aunque la distancia geográfica pueda parecer corta, para los gobiernos y las organizaciones suele ser también el segmento más costoso y complejo de acceder.

La brecha de la última milla es uno de los retos principales para superar la desigualdad en América Latina y el Caribe, sumado a un sistema educativo que no responde adecuadamente a los actuales desafíos del mercado laboral. Los países de la región tienden a enfrentar la desigualdad haciendo "más de lo mismo" (Desigualdad en la encrucijada), lo que significa que se tiende a depender del crecimiento económico y esperar que la pobreza disminuya.

 

Gráfica 1: Brechas de última milla en los territorios más dejados atrás

Fuente: Laboratorio de Aceleración Colombia, 2019

 

El gráfico 1 ilustra la relación entre aquellos centros urbanos desarrollados, entendidos como territorios donde se ofrecen capacidades gubernamentales, infraestructura, servicios públicos, seguridad, cubrimiento a necesidades básicas y mayores oportunidades a casi la totalidad de la población, y aquellas comunidades más dejadas atrás, las cuales se encuentran rezagadas por la última milla y son considerados puntos calientes de desigualdades. Entre los centros urbanos desarrollados y los territorios más dejados atrás podemos ubicar ciudades intermedias, que, a pesar de no tener las mismas oportunidades de desarrollo que los centros urbanos, son aún de más fácil acceso para el gobierno, las organizaciones y las oportunidades de desarrollo.

Debido a la dificultad para acceder a los territorios más dejados atrás, los gobiernos o las organizaciones suelen llegar primero a los centros urbanos desarrollados o a las ciudades intermedias con oferta de servicios y oportunidades; quienes luego, de una manera indirecta vierten parte de dichos servicios u oportunidades a las poblaciones localizadas en puntos calientes de desigualdades.

 

Gráfica 2: Brechas de última milla en centros urbanos y ciudades intermedias

Fuente: Laboratorio de Aceleración Colombia, 2019

 

A pesar de que existen territorios dejados atrás en zonas remotas de Colombia, es cierto también que la última milla y los puntos calientes están presentes dentro de los mismos centros urbanos desarrollados y las ciudades intermedias (ver grafica 2), pues existen casos extremos de exclusiones poblacionales y socioeconómica que están inmersas dentro de dichos territorios. Un ejemplo que nos permite comprender mejor los contraste es el municipio de Buenaventura, pues a pesar de ser considerada una ciudad intermedia, algunos de sus habitantes viven en puntos calientes con condiciones de alta vulnerabilidad. La ciudad cuenta con una gran biodiversidad y una rica cultura; es el hogar de la población étnica afrodescendiente e indígena más grande del país y tiene un puerto de primera clase. Sin embargo, lo anterior coexiste con tasas de desempleo de aproximadamente del 20% (Dane,2019), casi el doble de la tasa nacional, y cuenta con una historia prolonga de afectación por la violencia, que obligó a la mitad de su población a huir.

 

Un llamado a acelerar el desarrollo desde la base

La Oficina del PNUD en Colombia, junto con sus aliados estratégicos, ha priorizado los territorios más dejados atrás como foco de acción. El Laboratorios de Aceleración, realizará un proceso de análisis y comprensión del portafolio existente de la oficina del PNUD para percibir por qué y cómo los proyectos están siendo implementados actualmente, y así entender su relevancia, coherencia e interconexión para crear una estrategia integral que aborde los desafíos de la última milla.

Para lograr la aceleración propuesta, el Laboratorio realizará su primer ciclo de aprendizaje (ver gráfica 3) y se centrará en las personas que viven en estos puntos calientes, a través de cuatro etapas:


Gráfica 3: Ciclo de aprendizaje de los Laboratorios de Aceleración

Fuente: Red de Laboratorios de Aceleración, 2019

 

  1. Sentir: Comprender cuáles son los desafíos y oportunidades emergentes a nivel global y en esos territorios dejados atrás para determinar dónde el PNUD necesita enfocar la atención.
  2. Explorar: Complementar la comprensión de los desafíos, particularmente al observar cómo los ciudadanos ya están abordándolos y generando soluciones.
  3. Testear: Diseñar un portafolio de potenciales experimentos y soluciones para intervenir en múltiples puntos del sistema para probarlas y hasta estar seguros de que funcionan.
  4. Escalar: Entregar un portafolio de soluciones que permita influenciar el cambio en políticas públicas o ser desarrolladas como empresas privadas.

Es así como el Laboratorio de Aceleración analizará patrones y puntos críticos en Colombia, donde las comunidades enfrentan perspectivas inciertas, complejas y desafiantes, y donde el PNUD, el gobierno, la academia, el sector privado y la sociedad civil unen fuerzas para cerrar las brechas de la última milla. Se facilitarán espacios de reflexión y trabajo con múltiples partes interesadas para abordar los contextos de los puntos calientes para que los territorios y las poblaciones más dejadas atrás construyan sus propios caminos y se conviertan en aceleradores activos del desarrollo sostenible.

Como primer experimento, el Laboratorio utilizará la realidad aumentada para construir puentes entre las poblaciones de los focos urbanos y aquellos que habitan en territorios dejados atrás, contribuyendo al cierre de brechas de desarrollo, empezando por las brechas mentales, las cuales son un componente fundamental para abordar los retos de la desigualdad.  De esta manera, el PNUD abre la puerta para interactuar con los proyectos y las personas que promueven el desarrollo humano en los territorios de Colombia, a las cuales no siempre se tiene acceso directo, pero que la realidad aumentada permitirá ver más allá del ingreso, más allá de los promedios, más allá del presente y más allá de lo visible.

En Colombia las actividades del Laboratorio iniciaron a finales de agosto 2019, de la mano con la oficina país del PNUD y aliados estratégicos, para explorar, mapear soluciones de base y experimentar, mientras se acelera el cierre de brechas en aquellos territorios y poblaciones más dejados atrás.

¡Únete! Para más información: Laboratorio de Aceleración Colombia

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global