¿Cuánto debe invertir Colombia para conservar su biodiversidad?

21-mar-2018

Foto: Roger Burkhard

  • USD 4,8 billones necesita Colombia para implementar el Plan de Acción Nacional de Gestión de la Biodiversidad y sus servicios ecosistémicos 2017 – 2030. Conservación y restauración de ecosistemas clave para el país son los que más inversiones necesitan.
  • BIOFIN apoya al Gobierno colombiano en elaborar una sólida justificación en favor de un aumento de la inversión en la conservación, el uso sostenible y la distribución equitativa de los beneficios de los ecosistemas y la biodiversidad.

Para conservar su rica biodiversidad, Colombia diseñó el Plan de Acción de la Política Nacional de Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos, el cual traza los objetivos generales en materia de gestión de la biodiversidad y define metas de corto (2020), mediano (2025) y largo plazo (2030).

Parte de este plan es la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los bosques “Bosques territorios de vida”, diseñada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Territorial, con apoyo del PNUD, ONU Ambiente y la FAO, con el objetivo de reducir la deforestación y la degradación de los bosques promoviendo y estableciendo una gestión forestal en el territorio colombiano.

“Si bien se han hecho notables esfuerzos para conservar la biodiversidad en el país, uno de los grandes retos que tiene Colombia es pensar en estrategias que le permitan controlar el acelerado proceso de deforestación. Un proceso que implica la degradación y destrucción de nuestros ecosistemas. Nos preocupa que, la tasa de deforestación en 2016 fue un 44% mayor frente a la tasa reportada en el 2015.”, afirmó Pablo Ruiz, director del PNUD en Colombia.

Sin embargo, toda estrategia requiere invertir recursos importantes para su ejecución. En el marco de este Foro de la Convención de Diversidad Biológica, el PNUD Colombia presentó los resultados de BIOFIN, una iniciativa para identificar las necesidades de inversión del país para conservar su biodiversidad y las posibles estrategias para lograrlo.

Según el trabajo del PNUD la inversión total para hacer realidad el Plan de Acción de la Política Nacional de Gestión Integral de la Biodiversidad es de 4,8 billones de dólares.

Según este estudio, en este momento Colombia destina de presupuesto público cerca de USD 238 millones al año la gestión de la biodiversidad, que se invierten así: el 35,4% en restauración, el 38% en protección, el 13% en articulación con otros sectores, el 9% en estrategias de uso sostenible, el 6% en investigación y cerca del 1% en procesos de participación.

“Hasta hoy el 80% de las inversiones en la gestión de la biodiversidad se han enfocado en estrategias de conservación y restauración y estamos invirtiendo sólo el 20% en iniciativas de uso sostenible y participación comunitaria. El país debe analizar si requiere mayores inversiones en estrategias participativas de gestión de la biodiversidad, como lo hacen países otros países latinoamericanos como Ecuador, esto podría acelerar los avances en conservación y al mismo tiempo, garantizar la seguridad alimentaria de las comunidades, la provisión de agua y la generación de ingresos para las poblaciones más vulnerables”, afirmó Jimena Puyana coordinadora del área de Desarrollo Sostenible del PNUD.

El 30% de la inversión en gestión de la biodiversidad de Colombia se hace por medio de las Corporaciones Autónomas Regionales, seguidas por los Municipios con un 20%, Parques Naturales Nacionales con el 7%, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible 6%, los Institutos de Investigación cerca del 4% y los Departamentos el 4%. Se destaca que un 30% de la inversión ha sido realizada por entidades no pertenecientes al “Sector Ambiental”, como por ejemplo el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Por su parte, la empresa privada invirtió USD 31 millones, entre 2007-2015, las mayores inversiones fueron en protección, seguido de restauración de ecosistemas. En conclusión, las inversiones del sector público y privado sumadas representan el 0,9% del PIB anual, 5 puntos por debajo de los 10 países de América Latina y el Caribe que participan en Biofin, que invierten en promedio 0, 14% del PIB anual en la gestión de la biodiversidad.

Conservar un país con más de 56.300 especies de plantas, el más biodiverso en aves y con el 52,2% de su área total en bosques, en el postconflicto, tiene grandes desafíos, “un estudio del PNUD del año 2014 ya señalaba que uno de los grandes retos de la construcción de paz sería la de sus implicaciones sobre la protección ambiental, específicamente de los bosques del país. Estamos ante una encrucijada, la paz trae muchos desafíos desde el punto de vista ambiental como lo estamos viendo con el incremento de la deforestación en departamentos como Caquetá o Guaviare. El desafío está en cómo materializar los dividendos ambientales de la paz, para que se conviertan verdaderamente en una estrategia que contribuya a cerrar las brechas tan profundas de desarrollo de las que adolecen las zonas rurales más apartadas del país y que ambientalmente son tan valoradas” resaltó Puyana.

PNUD afirma que para conseguir los USD 4,8 billones que necesita Colombia para cumplir con sus metas en conservación de la biodiversidad, de los cuales US$1,512 millones de dólares son para implementar la estrategia de control de la deforestación, el país requiere pasar del gasto actual promedio anual de USD 269 millones a USD 447 millones anuales, es decir que se requiere un aumento progresivo cercano a los USD 103 millones por año.

El déficit de gasto proyectado en biodiversidad de los países latinoamericanos y del caribe antes mencionados es de USD940 millones anuales. “En esto, la concurrencia de diferentes esfuerzos y fuentes será fundamental. No todo podrá venir del sector público, tampoco se puede esperar que sea responsabilidad única del sector ambiental. Los beneficios que aportan los servicios de la biodiversidad a una multiplicidad de sectores son evidentes y fundamentales para hacerlos sostenibles. Por lo tanto, se deben meter la mano al bolsillo también. Otro aspecto que se debe revisar es la eficiencia en el gasto de tal forma que se asegure que cada peso invertido logre los objetivos para los cuales fue destinado” afirmó Pablo Ruiz.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe