Nariño recibe a estudiantes de Manos a la Paz, como aporte a la construcción de la paz territorial

10-ago-2017

30 estudiantes de diferentes regiones del país llegan al Departamento de Nariño, a través del Programa Manos a la Paz, una iniciativa de la Alta Consejería para el posconflicto que cuenta con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia -PNUD- y que está orientada a fortalecer las capacidades de construcción de paz en los territorios, vinculando a ciudadanas y ciudadanos comprometidos con construir un país diferente.

En la actual coyuntura que atraviesan los territorios frente a los retos de la construcción de paz desde las bases y consientes del rol protagónico que cumple la comunidad universitaria, se desarrolla en Colombia la cuarta generación  de 323 estudiantes  del Programa Manos a la Paz, con el fin de promover la participación activa de la ciudadanía joven comprometida con el desarrollo de los territorios, que a lo largo de la historia han sido altamente afectados por causa del conflicto social y armado.

Para el caso de Nariño, se han asignado 30 estudiantes provenientes de diferentes regiones del país como Antioquia, Magdalena, Risaralda, Tolima, Bolívar, Huila, Atlántico, Norte de Santander y Cundinamarca; quienes desde las diferentes disciplinas académicas, aportarán en 12 municipios del departamento, a la consolidación e incidencia de proyectos liderados por Agencia de Renovación Territorial, DNP, USAID, RESANDER Y PNUD. Así mismo 15 estudiantes nariñenses de las Universidades de Nariño, Mariana y CESMAG,  participan de esta experiencia aportando su trabajo en otras regiones del país.

El trabajó que van a desarrollar las estudiantes y los estudiantes del Programa Manos a la Paz, se dará en municipios priorizados por la dinámica del conflicto armado de nuestra región, apuntando a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en temas prioritarios como gobernabilidad local, fortalecimiento institucional, superación de la pobreza, igualdad de género y consolidación de una paz sostenible y duradera. Así lo afirmó, Ángela Maldonado, Asesora Nacional de PNUD.  

Por su parte Dalia Delgado, asesora Territorial del PNUD, y quien lidera desde Nariño el Programa Manos a la Paz, afirmó “que esta es una experiencia significativa para orientar acciones de fortalecimiento institucional y comunitario, que aportarán a la construcción de paz territorial de cara a la implementación del Acuerdo Final de Paz”.

Es así que Manos a la Paz, se consolida para Nariño en una acción de construcción de paz desde la interlocución de la población joven, interesada en aportar activamente al postconflicto, luego de décadas de conflicto social y armado.