Gobernadora del Valle del Cauca y Director del Pnud entregan ayudas para el fortalecimiento de economías campesinas

21-jul-2017

Pablo Ruiz y Lina Arbeláez de PNUD junto con Gobernadora del Valle y líderes campesinos. Cali

Desde hace tres años cuando fue reinaugurado el Teatro Materón de Palmira, a este escenario nunca había llegado tanta esperanza y alegría como el 19 de julio: ese día a sus instalaciones cerca de un centenar de campesinos de Pradera, Florida y Palmira estaban presentes para recibir recursos económicos para sus proyectos productivos.

Al evento también llegaron la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, y el director en Colombia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, Pablo Ruíz, quienes con sus firmas protocolizaron la entrega de cerca de 800 millones de pesos a 12 asociaciones productoras campesinas de los tres municipios.

Luis Ángel Perdomo, presidente de la Asociación del resguardo indígena Ket Wala de Pradera, visiblemente emocionado recordó que la guerra le hizo mucho daño a su territorio y que ahora con el fin del conflicto armado la comunidad está muy contenta y con estos apoyos podrán fortalecer sus economías criando truchas.

A Esperanza Dagua, gerente de la Cooperativa Nasafrut de Florida, la felicidad se le desbordaba por los ojos. “Atrás quedaron el dolor y la zozobra. Ahora vivimos en armonía y con estos aportes del PNUD y la gobernación van llegando las oportunidades para nuestros hijos. Ahora podremos crecer nuestros cultivos de mora, fresa y granadilla”, expresó.

En el acto de entrega de estos recursos la gobernadora del Valle reafirmó su compromiso de contribuir a la construcción de la paz territorial.” Es el momento de pasar a los hechos y este es uno de los muchos que, de la mano con el PNUD, hemos emprendido en la región”, señaló la funcionaria.

Pablo Ruíz, director en Colombia del PNUD, exhortó a los campesinos a convertirse en empresarios y a fortalecer sus capacidades con el conocimiento, la técnica y todas las herramientas que les ofrece la institucionalidad. “Queremos que sus parcelas les den cosechas de prosperidad y con ellas mejoren su calidad de vida. La paz que estamos acariciando es para eso”, agregó.

El apoyo a economías para la paz hace parte del convenio que suscribieron la gobernación del Valle y el PNUD y con el cual se pretende convertir al departamento en pionero en la implementación de los acuerdos de La Habana.

Fabio Cardozo, Secretario de Paz y Reconciliación del Valle, señaló que estos aportes a los campesinos de Palmira, Florida y Pradera benefician a 237 familias. “Hace poco tiempo a estos tres municipios llegabamos para atender las angustias que dejaba la guerra. Hoy estamos llegando para atender las necesidades de la paz. Así interpretamos el punto 1 de los acuerdos, el de Reforma Rural Integral”, puntualizó Cardozo.

Redactó:

Raúl Ramírez Tovar

Periodista PNUD