Más de 700,000 colombianos beneficiados por iniciativas de la ONU auspiciadas por Fondo para Posconflicto

05-jul-2017

Primer Informe del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto revela resultados para mejorar capacidades institucionales y desarrollo territorial

 

Nueva York, 30 de junio de 2017. Más de 713,000 colombianos, más de la mitad de ellos mujeres, en 286 municipios, han sido beneficiados por programas conjuntos de la ONU y de la sociedad civil apoyados por el Fondo Multidonante de la ONU, de la mano con gobierno a nivel nacional y local.  Entre ellos, 20 grupos de víctimas han comenzado su proceso de reparación y 57 mil personas fueron beneficiadas por proyectos de pequeña infraestructura, según el informe de resultados del primer año del Fondo Multidonante de la ONU para el Posconflicto, que ha movilizado más de 50 millones de dólares para la estabilización y para la consolidación de la confianza, especialmente en áreas más afectadas por el conflicto.

Autoridades colombianas, de la ONU y representantes de países que apoyan al proceso se reunieron en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York para reiterar su apoyo al posconflicto en Colombia en un día histórico en que el país celebró la dejación total de armas individuales de hombres y mujeres de las FARC-EP, tras más de medio siglo de conflicto armado.

"Colombia es un ejemplo para el mundo porque muestra que la paz es posible", dijo la Subsecretaria General de la ONU y Directora del Bureau Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta. “El Fondo Multidonante de la ONU es fundamental en el momento que Colombia se prepara para la etapa del posconflicto,” agregó, al agradecer a países como Canadá, Gran-Bretaña, Suecia, Noruega, Alemania, Suiza e Irlanda, así como otros mecanismos aportantes como el Fondo de la ONU para la consolidación de la Paz y el Global Acceleration Instrument.

El Ministro para el Posconflicto  de Colombia, Rafael Pardo, reiteró la importancia histórica de la dejación de armas y destacó que todavía hay un largo camino adelante. El Ministro resaltó, entre algunos retos, algunas leyes pendientes para facilitar el posconflicto, la necesidad de mejorar la vida de las personas en áreas rurales, particularmente con el acceso a protección social.

Entre los principales resultados que busca el Fondo están el apoyo en la ruptura del vínculo entre política y violencia, mejor acceso ciudadano a mecanismos de justicia formal y alternativa, manejo transformador de la conflictividad y  la aceleración y concretización del proceso de reparación a víctimas.

El Fondo moviliza y canaliza el apoyo financiero de la comunidad internacional hacia el esfuerzo gubernamental de estabilización y el proceso de alistamiento para la implementación temprana de los Acuerdos de Paz. Al apoyar estas iniciativas, espera reducir el riesgo de nuevos ciclos de conflicto y violencia, y construir confianza en las comunidades afectadas.

Todas las iniciativas apoyadas por el Fondo Multidonante de la ONU son coordinadas estrechamente con los ministerios y entidades estatales relevantes, asegurando así la alineación y complementariedad con las prioridades de la estrategia gubernamental de paz en el corto y el mediano plazos.

Los proyectos financiados con recursos del Fondo incluyen un enfoque diferencial y una visión transversal de reconciliación y fortalecimiento de los derechos humanos. También cuentan con mecanismos de participación y consulta con las comunidades en los territorios, además de asegurar el “no daño” ambiental en todas sus intervenciones, que cuentan con un importante enfoque de género.

Otros resultados clave del Fondo Multidonante:

  • A finales del 2016, Manos a la Obra por la Paz había iniciado proyectos de infraestructura comunitaria (escuelas, puentes, carreteras) que han aprovechado la mano de obra local y beneficiando a 57,000 personas.
  • Otra iniciativa, Manos a la Paz, ha enviado más de 250 estudiantes universitarios de diversas ciudades de Colombia para apoyar proyectos de desarrollo local. Por primera vez, una generación de nuevos profesionales ha tenido la oportunidad de conectar con las regiones más lejanas y golpeadas por el conflicto.
  • Así mismo, durante 2016, los primeros niños, niñas y adolescentes desvinculados de las filas de las FARC pudieron reintegrarse a la sociedad, reclamando sus derechos fundamentales a la educación y la salud. En el mismo periodo, organizaciones civiles desarrollaron iniciativas pedagógicas sobre los Acuerdos de Paz con más de 50.000 beneficiarios directos en diversas comunidades.El 2016, el Fondo también aprobó la primera subvención para la Campaña Colombiana Contra las Minas para despejar zonas rurales de minas anti- personales, impulsando el fortalecimiento a las capacidades locales y nacionales en el proceso.