Somos Caquetá

Altos del Capri - un nuevo asentamiento legalizado con el apoyo del pnud

17-may-2017

Siete años después de haber llegado a Florencia en condición de víctimas de desplazamiento forzado, la comunidad de Altos del Capri finalmente hoy logró constituirse como un barrio legal a través de la Legalización Urbanística del Asentamiento. Fueron años de espera y de grandes esfuerzos,  viviendo en condiciones de precariedad habitacional y urbanística, en condiciones de pobreza, sin acceso a servicios públicos, con problemas de salubridad,  aislados y desconocidos, segregados socioeconómica y espacialmente,  pues cualquier inversión en el asentamiento era negada debido a la ilegalidad del mismo.  La única manera de garantizar el acceso a agua, así fuera de manera intermitente y no potable era por medio de mangueras, conectadas a alguna fuente de agua, afectando de esta manera las condiciones del suelo, poniendo en riesgo la estabilidad de las  viviendas allí localizadas  y por consiguiente de la población. Muchos hogares se localizaron sobre las rondas de quebradas quedando expuestos a riesgo por inundación, sin embargo nada de esto podía ser replanteado hasta tanto no se legalizara urbanísticamente el asentamiento, pues toda acción de legalización lleva implícito el desarrollo de estudios de riesgo que permite identificar la población que está en riesgo y que debe ser reubicada.

El proceso de Legalización Urbanística de Altos del Capri, liderado y coordinado por el PNUD en el marco del proyecto ODS, se formalizó a través de la expedición de la resolución del 18 de abril de 2017, la cual “Legaliza el Asentamiento Humano Altos del Capri”.  Este logro representa el punto de partida para avanzar hacia el desarrollo y el progreso de la comunidad, contribuyendo de manera considerable a la reducción de las condiciones de pobreza de la población.

Testimonios Legalización Altos de Capri

La Legalización Urbanística del barrio constituye la puerta de entrada al mejoramiento integral del asentamiento, ya que gracias a la expedición de esta resolución, la cual deja en firme el proceso de Legalización, hoy la comunidad puede acceder a los bienes públicos vitales que contribuyen a la reducción de la pobreza de sus habitantes: acceso a servicios públicos, agua potable, saneamiento básico, construcción de equipamientos sociales de salud, educación y atención social, seguridad en la tenencia a través de la titulación de sus viviendas, así como el mejoramiento de las mismas, infraestructura vial mejorando las condiciones de movilidad y conectividad, entre otros. Adicionalmente, gracias a la legalización, el barrio cuenta con la normatividad urbana y arquitectónica que le permitirá continuar su desarrollo y consolidación enmarcado en normas legales, valorizando las viviendas y los predios de quienes hoy viven en este barrio, formalizando de esta manera su patrimonio.

Finalmente, gracias a la asistencia técnica del PNUD para la legalización del barrio, la administración municipal hoy puede dar inicio a obras, programas y proyectos, encaminados a dignificar la vida de sus habitantes. De esta manera, estamos contribuyendo al fortalecimiento y desarrollo de las comunidades más vulnerables y a las afectadas por el conflicto armado y encaminándolas hacia soluciones de integración local urbana. De igual manera Florencia da inicio al cumplimiento del ODS 11: “Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles” en el cual se enmarca el proceso de legalización urbanística de asentamientos informales, pues es a partir de esta acción que logramos asentamientos incluyentes, seguros y resilientes.