Alianza Gobernación del Valle – PNUD consolida acciones de paz con la niñez campesina

10-may-2017

(Cali, mayo 10 de 2017). Adentrarse en las montañas de Pradera hasta hace dos años era una proeza que nadie se atrevía a realizar: la guerra lo impedía. Hoy, en esta región de la cordillera central, otros vientos soplan y las aulas llenas en la escuela de El Retiro son el mejor indicador.

Aquí se juntan para estudiar decenas de niños y niñas de éste y otros corregimientos distantes como Bolo Azul, La Feria, Bolo Blanco y El Nogal que antes eran asediados por las balas de los actores armados.

undp-co-gobvalle1-2017

Los aires de paz que ahora se respiran en la zona han permitido también la llegada de los pasantes del programa Manos a la Paz. Los jóvenes durante varias semanas se dedican a impartir la Cátedra de Paz a estos niños que solo han conocido la guerra.

“Esta es la generación que se encargará de construir los primeros senderos que conduzcan a la paz y a la reconciliación nacional y los que deberán convertir el campo en terreno de vida y no de muerte”, aseguró Luis Fernando Jauregui, uno de los pasantes de este programa que auspicia el PNUD.

 La pedagogía de paz que se abre paso en estas alejadas tierras hace parte de las múltiples actividades que integran el convenio suscrito entre la gobernación del Valle y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

undp-co-gobvalle3-2017

Para Luis Carlos Martínez, delegado del PNUD, la idea es que con estas clases y el apoyo a proyectos productivos campesinos la paz territorial sea una realidad en las montañas vallecaucanas.

Luego de asistir a seis jornadas en donde escucharon clases de resolución pacífica de conflictos y de memoria histórica, cerca de 40 estudiantes recibieron hoy el certificado de este proyecto en el que también participó la alcaldía de Pradera.

undp-co-gobvalle2-2017

 

 

El profesor de la escuela de El Retiro, John Jairo Castaño, expresó al presenciar la ceremonia: “estos niños han vivido el terror del conflicto armado. Con los acuerdos de paz de La Habana se está pasando esta cruenta página y ellos serán los primeros beneficiados”.