PEDAGOGIA DE PAZ RÍO SUCIO, CARMEN DEL DARIEN

PA'LANTE LA PAZ La realidad del Acuerdo Final en Riosucio y Carmen del Darién, Chocó

03-may-2017

Tras más de 50 años de conflicto armado en Colombia y un país entero reclamando paz, se empezó a hablar de un proceso de paz entre el gobierno y las FARC–EP, que se consolidó el pasado 24 de noviembre, al firmarse el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera. Este fue el resultado de la culminación de las dos primeras fases, correspondientes a la exploración y la Mesa de Conversación en la Habana, sin embargo eso fue solo el principio, y es que si los diálogos en Cuba duraron 4 años, se estima que la tercera y última fase, que se trata de la implementación del acuerdo, se desarrolle dentro de los próximos 15 años.

En el marco de esta implementación, el Alto Comisionado para la Paz con el apoyo de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), unieron esfuerzos para impartir pedagogía de paz los días 24 y 25 de abril presente año, en los municipios de Riosucio y Carmen del Darién, zonas que fueron fuertemente afectadas por el conflicto armado en el departamento del Chocó, allí se convocaron líderes y representantes de asociaciones, comités, consejos comunitarios, comunidades indígenas e instituciones para que conocieran y se involucraran en la construcción de paz desde los territorios. Las pedagogías también recibieron el acompañamiento del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó (FISCH), la Agencia para la Renovación del Territorio (ART), y Manos a la Paz.

Al generar estos espacios se reafirma la idea de que la paz no es solo del gobierno y de las FARC-EP, sino que la sociedad civil juega un papel crucial en el asunto, ya que como lo expresó Manuel Romaña, delegado del FISCH, “el proceso de paz es un proceso de todos los colombianos”, y es necesario que cada uno se apropie de esto, para exigir sus derechos y propender por el bienestar común, teniendo en cuenta que el Acuerdo Final es la guía que establece el qué se debe hacer, pero el cómo, se debe construir de forma colectiva desde las experiencias y necesidades de cada región.

En esta línea, la pedagogía de paz sirve para socializar los acuerdos y mostrar el estado del proceso, como comentó el asesor territorial del PNUD para el Chocó, Harold Cadena, “le hemos podido explicar a la gente cómo están establecidos estos acuerdos y los avances que en cada uno de los territorios se pueden identificar”, que a la vez, al ser un ejercicio bilateral, permite escuchar a las población, conocer sus percepciones y expectativas frente al tema, recoger sus inquietudes y dar las respuestas pertinentes a la ciudadanía. Pero el asunto en Riosucio y Carmen del Darién es particular, ya que estos municipios cuentan con la característica de tener a unos cuantos kilómetros, uno de los puntos de transición y normalización (PTN), en los que se concentran los ex combatientes de las FARC-EP cumpliendo con lo pactado para su retorno a la vida civil.

El reconocimiento y la aceptación de esa coexistencia permitieron que en los eventos se resaltara el sentido de la reconciliación, la preocupación por el bienestar del otro, el perdón y la esperanza de convivir en paz. La comunidad acentuó la necesidad de que en los PTN se cumpla con las condiciones de calidad de vida suficientes, para que los miembros de las FARC-EP se mantengan firmes en la idea de volver a la vida civil, sin estigmatizaciones ni recriminaciones en su retorno.

Estos encuentros entre la sociedad civil, las instituciones, el gobierno, y las FARC-EP, mostraron que Colombia se encuentra en un punto clave para su transformación social, en el que las FARC-EP cumplen con su parte del acuerdo, las comunidades víctimas muestran su apoyo total a la reinserción de los ex combatientes, y el gobierno manifiesta su interés por “la seguridad, los avances y la tranquilidad de ellos, para su tránsito a la legalidad”, afirmó Teylor Valbuena, delegado de la oficina del Alto Comisionado para la Paz, por lo tanto el proceso sigue en marcha y como lo dijo un líder en Riosucio “pa'lante la paz”.