Administradora del PNUD, Helen Clark se reúne en Cartagena con Coordinadores de América Latina

17-abr-2017

Con reconocimientos del Ministerio de Relaciones Exteriores y la Alcaldía de Cartagena, exaltaron aporte del PNUD en el país.

 

Tejedoras de Mampuján, Arriberos de la Boquilla y jóvenes cartageneros compartieron beneficios de proyectos con Helen Clark.

(Cartagena, abril 12 de 2017). Compartir los resultados de la Junta Ejecutiva de Enero, actualizar sobre la perspectiva corporativa del PNUD e intercambiar ideas en torno al desarrollo del Plan Estratégico, fueron los propósitos que convocaron a la Administradora del PNUD, Helen Clark y a los coordinadores residentes y Directores del País de América Latina en la Agencia Española de Cooperación en Cartagena de Indias (Colombia).

En la reunión general de la Alta Dirección del PNUD, participaron Jessica Faieta, Directora Regional para América Latina y el Caribe, Susan McDade, Directora Regional Adjunta para América Latina y el Caribe, Richard Barathe, Director del Centro Regional, el Coordinador Residente y Humanitario de Colombia, Martín Santiago y los Coordinadores Residentes y Directores del País de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Trinidad y Tobago, México, Paraguay, Perú y Uruguay.

Durante su visita, la Administradora tuvo la oportunidad de visitar en campo a tres iniciativas que se adelantan en Cartagena y el departamento de Bolívar para conocer de cerca el impacto de alianzas que trabajan en promover el desarrollo sostenible, la reconciliación, la superación de pobreza y la construcción de paz.

PNUD teje sueños con sabor a paz en Mampuján

Su primer encuentro con socios del PNUD en Colombia fue conocer a las mujeres tejedoras de sueños y sabores de la paz de Mampuján, corregimiento de María La Baja (Bolívar), municipio de los Montes de María que hace 12 años sufrió la violencia paramilitar. Esta organización recibió el Premio Nacional de Paz en 2015 por su incansable labor de preservación de la memoria histórica del conflicto y sus esfuerzos para apoyar la recuperación psicosocial de las mujeres de la región.

El PNUD apoyó empoderamiento a este grupo de mujeres capacitándolas y acompañando en temas como desarrollo humano, construcción de paz local, transformación de conflictos, gobernabilidad democrática, reconciliación y reconstrucción de la Memoria Histórica. Todas estas son iniciativas de fortalecimiento de capacidades locales para la paz, consolidación de alianzas e incidencia en políticas públicas, específicamente con las mujeres de Mampujan que se divide en dos ejes:  fortalecimiento organizativo y acceso a la justicia.

Para Elenis López, una de las mujeres tejedoras: “Esos tejidos representan la esperanza; realmente estamos como que las fuerzas se acabaron pero debemos perdonar y reconciliarnos. Bueno de pronto es la idea que llego a nuestra mente de hacer algo que estaba en el corazón con la completa realidad algo visible porque realmente eso primero llego al corazón, sentimos la reconciliación y luego trabajamos en la tela.

Según una de las tejedoras Alexandra Valdéz: “Para mí estos tejidos significan una victoria. Este proceso de tejer los sueños nos ha servido para construir la memoria, encontrar el perdón y la reconciliación; hay muchas personas que no quieren soñar pero hoy los invitamos a soñar porque el que sueña logra sus objetivos. Este tejido refleja nuestro interior, nuestra memoria. Con este apoyo, el PNUD ratifica su interés en acompañar a las mujeres de Colombia, para que sean reconocidas como constructoras de paz y agentes de cambio, en las transformaciones que el país prevé a través de la implementación del Acuerdo de Paz y para el desarrollo sostenible.

Visita Ecoturística en La Boquilla

Otro de los compromisos de la agenda de Helen Clark en Cartagena fue compartir con la Asociación Empresarial Social de Arriberos en el corregimiento de la Boquilla, al norte de Cartagena e insertado en el Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), una estrategia para desarrollar capacidades de laspequeñas empresas en "la base de la pirámide empresarial" para  generación de ingresos y fortalecimiento de medios de vida sostenibles. Fue testigo de cómo los arriberos, han recibido los beneficios del programa en sus operaciones comerciales de ecoturismo y tours en los Manglares de Cartagena.

Uno de los arriberos, Alejandro Valiente manifestó que “A través de este Programa, nosotros hemos tenido unos logros grandes y de impacto en la empresa y en nuestras vidas. Hoy contamos con una asociación bien constituida, bien organizada, con todos los lineamientos. Nuestras vidas también cambiaron, administramos mejor los recursos; antes gastábamos más de lo que ganábamos y estaba cada quien por su cuenta.  Hoy hay tres grupos que trabajan en sus lugares y roles. Tenemos reglas de juego y un mapa de sueños a largo mediano y corto plazo que esperamos verlos pronto verlos realizados”.

Esta iniciativa tiene un enfoque de igualdad de género, que ha promovido el empoderamiento de las mujeres mediante la inclusión de mujeres jóvenes en las operaciones comerciales. Desde 2011, la metodología PDP ha emprendido el desafío de fortalecer a los propietarios y asociaciones de pequeños negocios. Con las agencias del Gobierno Nacional, el Proyecto ha estado presente en más de 24 departamentos colombianos y 61 municipios colombianos.

Jóvenes que “Viven bailando” por su futuro

Los rendimientos de la economía naranja fue otro de los proyectos conocidos por la Administradora Helen Clark durante su visita a Cartagena. Un espectáculo de baile realizado por un grupo juvenil de Cartagena, permitió mostrar la vida social y cultural de las personas que están siendo potenciadas por el PNUD en asocio con el sector privado y gobierno local, en iniciativas basadas en la cultura y la creatividad como una manera de mejorar la generación de ingresos y fortalecer la construcción de la paz. El PNUD con el apoyo de la Fundación Vive Bailando promueven la danza como una herramienta para transformar e impactar las vidas de los jóvenes en comunidades vulnerables.

Esta dinámica propuesta se adelanta con el Gobierno Nacional y REPSOL -una Empresa Global de Energía-. La Representación del PNUD organizó un Programa de Beneficios Comunitarios (PBC) en dos barrios vulnerables de Cartagena; Bicentenario y Villas de Aranjuez. El objetivo es mejorar la calidad de vida de las poblaciones a través de modelos inclusivos de empoderamiento económico (emprendimiento, empleo, capacitación y fortalecimiento de habilidades, conciencia ciudadana y construcción pacífica y saludable del ambiente).

Una de las bailarinas, Mayra Alejandra Guerrero Blanco, cuenta que “En tan solo tres meses, creció mi amor por el arte, la vida, los niños. Hago lo que me gusta y gracias al

PNUD y a Vive bailando,  lo que ayer era un hobby, hoy se ha convertido en un proyecto de vida que me ha permitido volver a soñar, abrir esas alas que de una u otra manera la sociedad me estaban cerradas. Gracias por motivarme a ser mejor cada día, a luchar por mis objetivos e inculcarme las bases que necesito para lograrlos. Hoy siento que si le preocupo a la sociedad y puedo afirmar que he crecido tanto personal como profesionalmente”.

250 jóvenes pasaron a la segunda ronda de las convocatorias, más de 200 adolescentes están recibiendo capacitación en industrias culturales para fortalecer la creación de negocios y se espera crear dos unidades de negocio con 35 miembros y desarrollar talleres para otros sectores “naranjas” y culturales como la producción audiovisual, la moda, la artesanía y los procesos culinarios.

De esta manera, entre tejedoras de sueños por la reconciliación y reconstrucción de la memoria, promotores del ecoturismo social y bailarines que transforman sus vidas, la visita de la Administradora, Helen Clark cumplió una agenda que anima al PNUD a seguir trabajando para devolverle la esperanza y los anhelos de paz a jóvenes, hombres y mujeres no solo de la capital de Bolívar, sino en todas las regiones del país.