Recomendaciones para la implementación del enfoque de género en el Acuerdo de Paz

15-feb-2017

Hablar de verdad, justicia y reparación, implica, no solamente priorizar las múltiples formas de violencia en contra de las mujeres, sino también reconocer la discriminación histórica que han enfrentado en todas sus dimensiones, para garantizar la no repetición de los hechos y recoger insumos que contribuyan a procesos de construcción social para la reivindicación de sus derechos: (Laura McGrew, Experta internacional en temas de post conflicto en la Cámara de Camboya).

Bogotá, Febrero 9 de 2017. Como resultado del esfuerzo conjunto y del trabajo  interagencial del Sistema de Naciones Unidas, ONU Mujeres, el PNUD,y  la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en articulación con el Ministerio de Justicia y del Derecho y con el apoyo de la Unión Europea, expertas, promotoras y participantes activas en procesos de justicia transicional de países como Filipinas, Kenia, Perú, Camboya y Kosovo, se dieron cita en la ciudad de Bogotá, con el objetivo identificar elementos que permita construir un documento de recomendaciones para la incorporación del enfoque de género en los instrumentos que crea el Punto 5º del Acuerdo de Paz.

El grupo de expertas estuvo conformado por Sofía Macher (Perú), Maria Lourdes Rallonza (Filipinas), Margaret Shava (Kenia) y Julissa Mantilla Falcón (Perú), mientras que desde los tribunales penales internacionales estuvieron de la antigua ex – Yugoeslavia (Michelle Javis), Camboya (Laura McGrew) y Kosovo (Shukrije Gashi). Algunas recomendaciones mencionadas para la inclusión del enfoque de género al acuerdo son:

1.    Es necesario continuar realizando esfuerzos en la fase de preparación institucional  para que se concreten de manera genuina, significativa, concreta y ambiciosa la transversalización del enfoque de género en los sistemas integrales de justicia transicional.

2.    La conformación de los cuerpos colegiados, así como la selección de los  miembros, integrantes y funcionarios de los futuros mecanismos de justicia transicional, deben estar necesariamente integrados por mujeres.

3.    Debe garantizarse e institucionalizarse la presencia participación de órganos específicos en materia de género tales como, puntos focales de género y asesores de género en diversas temáticas (jurídicos, docentes, psicosociales) etc.

4.    Se debe Continuar trabajando en la transformación imaginarios y estereotipos de género desde el marco de la justicia transicional, desde la sociedad civil, agencias de cooperación,  a nivel institucional etc.

5.    Establecer un órgano de coordinación para supervisar y monitorizar la transversalización del enfoque de género en el sistema de justicia transicional.

6.    Mantener procesos de formación y capacitación en materia de género para quienes hacen y harán parte de los nuevos mecanismos de justicia transicional definidos en los acuerdos de paz.

7.    Es necesario canalizar fondos y establecer mecanismos que garanticen una financiación sostenible para poder implementar todas las recomendaciones en materia de género que aseguren la consulta previa  a las comunidades afrodescendientes e indígenas, colectivo LGTBI, así como el apoyo psico-social a las víctimas de la VSGV.

Este ejercicio también permitió, además de identificar una serie de insumos para la materialización del enfoque de género para el Acuerdo, identificar por parte de las expertas otras recomendaciones dentro de los mecanismos de Justicia Transicional, como por ejemplo:

-       Comisión para el esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición: Es fundamental no solamente asegurar la paridad entre las futuras Comisionadas y Comisionados, garantizar condiciones para la activa y efectiva participación de las mujeres, así como impulsar la creación y funcionamiento de un Comité de Género que brinde de recomendaciones permanentes sobre el funcionamiento de esta instancia, sus procedimientos e informes.

Otro de los grandes retos de la Comisión de la Verdad es lograr que hombres y miembros del colectivo LGBTI contribuyan al relato de los hechos relativos en materia de violencia sexual y que no han podido visibilizar por las condiciones que generan a nivel individual este delito.

-       Jurisdicción Especial para la Paz: Uno de los grandes desafíos en materia de género implica fomentar la participación de excombatientes para que confiesen hechos victimizantes relativos a todas las formas de violencia en contra de las mujeres.

De otra parte, la apuesta por la equidad de género en la administración de la justicia, debe ser una de las premisas esenciales de la arquitectura institucional de la JEP;  y en este sentido, fomentar la promoción de la mujer en instancias con poder de decisión. Así como, la implementación de estrategias de formación y capacitación acerca de la incorporación del enfoque de género para las y los magistrados; es un compromiso pendiente.

-       Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Desaparecidas: Reparación: Los reportes, informes y en general el trabajo de peritos y forenses será fundamental para identificar los hallazgos en materia de violencia sexual en contra de las mujeres desaparecidas.

En los próximos días el documento de recomendaciones será entregado por la ONU al Ministerio de Justicia y del Derecho. Estas recomendaciones serán entregadas al Ministerio de Justicia y del Derecho quién se encargará de incorporar en los mecanismos de justicia transicional los aspectos más relevantes en favor de la igualdad entre hombres y mujeres fruto de este importante encuentro.