Educar para la paz y los derechos humanos en Colombia

01-dic-2014

Fotografía: Juan Orjuela / PNUD

La ciudad de Villavicencio fue escenario los días 26 y 27 de noviembre del II Encuentro Nacional sobre Educación para la Paz y los Derechos Humanos en los Territorios. El encuentro que contó con la participación de 16 secretarías de Educación, principalmente de zonas golpeadas por el conflicto, tuvo además la presencia de una mesa de trabajo permanente con la participación del Ministerio de Educación Nacional y la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos que busca incidir en el fortalecimiento de una política pública que responda a la necesidad de una educación pública de calidad y pertinente frente a los retos que supone la construcción de paz con o sin finalización del conflicto armado interno.

Durante la jornada se presentaron 11 iniciativas de educación para la paz de diferentes lugares del país que se destacaron principalmente por aspectos como lograr una resignificación del papel del docente; altos niveles de involucramiento y empoderamiento de los estudiantes; partir de una incorporación diferente en los currículos del papel de la memoria, la reconciliación y el perdón, así como la diversidad de formas en las que puede aportarse a una cultura de la paz.

El encuentro tuvo lugar en el Colegio Francisco Torres - Puente Amarillo, en Restrepo (Meta) un escenario en donde “los estudiantes centran su proyecto educativo en el respeto por la dignidad humana, lo único que basta para la paz, y que se refleja en un colegio bonito que ofrece a los niños lo que necesitan y en maestros comprometidos e interesados por el conocimiento”, tal como expresó Ana Beatriz Rintá, rectora de la institución.

Durante la instalación del evento, Alan Jara, Gobernador del Meta, habló sobre el ejercicio del perdón: “no se puede vivir una vida de resentimiento y rencor, no perdonar es llevar una vida de amargura. Hay que perdonar, pero nunca olvidar, para nunca más repetir esos mismos errores”. Por su parte, Arnaud Peral, director del país del PNUD en Colombia, resaltó la importancia de una visión integral de educación para la paz, donde la apuesta debe ser por construir un sistema de valores que permita resolver los conflictos sin violencia.

Como parte del panel de expertos sobre Avances e identificación de una ruta para la construcción de una política de educación para la paz y los DDHH, Abel Rodríguez, ex presidente de FECODE, argumentó que la educación para la paz debe ser la primera gran preocupación de la educación hoy en día: “La educación debe tener su propia agenda para la paz”. Luz Elena Patarroyo, del CINEP, destacó la mirada que se está dando en el país sobre la paz, no únicamente ligada a la situación de conflicto, sino a su relación con lo que somos como seres humanos, los valores y las emociones. Y Rosa Emilia Salamanca, de CIASE, insistió en que el tema no es solamente mejorar el currículo sino mejorarnos como personas.

Reformar, la prioridad

Reformar, la prioridadFotografía: Juan Orjuela / PNUD

El segundo día, Mauricio Romero Vidal, del PNUD, insistió en que el horizonte de tiempo en el que tienen impacto las reformas educativas es de 30 a 40 años, como ha sido el caso de Finlandia y Corea, por lo cual hay que apostarle a una política educativa de largo plazo. También se dio un espacio de discusión colectiva, el cual concluyó sobre la necesidad de construir desde los territorios, apostar por indicadores que den cuenta de la garantía del derecho a la educación, la necesidad de trabajar la comunicación para el cambio social, ampliar los espacios de diálogo en las escuelas y la creación de una red de experiencias de educación para la paz.

En el panel de cierre se destacó la necesidad de hacer ajustes al modelo de descentralización que incide directamente en las finanzas de la educación y las competencias de los territorios. “En un sistema de gobernanza tan complejo es necesario que existan múltiples espacios de incidencia y se dé un transito hacia una mayor responsabilidad de los entes territoriales”, afirmó José Ricardo Puyana del MEN. Por su parte, Guillermo Rivera, Consejero Presidencial para los Derechos Humanos, resaltó la necesidad de agenciar un diálogo interno del sector educativo, y puntualizó que la garantía de los derechos de los ciudadanos víctimas del conflicto no puede ser una receta impuesta desde el centro del país.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe