Ruta Pacífica de las Mujeres y Alan Jara: protagonistas del Premio Nacional de Paz

19-nov-2014

Ruta Pacífica de las Mujeres, ganadores en Premio Nacional de Paz. foto: Andrés Bernal / PNUD

La Ruta Pacífica de las Mujeres fue galardonada la noche del jueves en el Museo Nacional, en  Bogotá, con el Premio Nacional de Paz 2014, junto con el gobernador del Meta, Alan Jara, quien recibió por primera vez en la historia del concurso, el Premio Liderazgo por la Paz, entregado por el coordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild.

“Es para nosotras un acto lleno de significantes que se reconozca el sujeto colectivo de las mujeres y su  protagonismo en la causa de la paz –dijo Marina Gallego, coordinadora nacional de la Ruta Pacífica de las Mujeres-. Esa infraestructura social para la paz está en los territorios, en las regiones y comienza, como lo expresa la Ruta Pacífica, en nuestro cuerpo, nuestro primer territorio de paz, desde una visión holística que humaniza la paz y le pone espacio”.

La coordinadora nacional, Marina Gallego y las coordinadoras territoriales que se hicieron presentes en el acto, fueron quienes recibieron el premio. La Ruta, es una organización que durante 18 años viene trabajando por la resolución de los conflictos sin la violencia y sin la guerra y se autodenominan como movimiento de mujeres diverso y plural, además de ser reconocida por su trabajo en la búsqueda de la salida negociada al conflicto armado.

La ruta está conformada por 289 organizaciones de nueve departamentos y tienen sus puntos focales en organizaciones como Fundación Mujer y Futuro en Santander; ASMUM de Puerto Caicedo, Putumayo; Corporación de mujeres Ecofeministas – Comunitar- del Cauca; Fundación Casa de la Mujer y la Familia Stella Brand de Risaralda; Unión de Ciudadanas de Colombia, seccional Cali en el Valle del Cauca; FUNSAREP en Bolívar; Corporación Casa de la Mujer en  Bogotá; Corporación Vamos Mujer y Corporación Mujeres que Crean de Antioquia; y  Fundación Chocó Joven  en Chocó.

En la versión de este año del Premio Nacional de Paz, participaron 128 iniciativas de las distintas regiones del país y con un amplio espectro en los objetivos por los que trabajan en la construcción de una paz duradera: reconciliación, reconstrucción de la memoria histórica, la educación para la convivencia, el respeto por las diferencias, el apoyo a las víctimas y la reconstrucción del tejido social, se escogieron tres finalistas.

La participación de estas experiencias evidencia el trabajo regional y colectivo que se desarrolla en el país por la construcción de paz. Como lo consignó el jurado en el acta de premiación, “la paz se construye colectivamente, desde el día a día, desde todos los aspectos de la vida de todos los habitantes de nuestro país”, indicó Mónica de Greiff, integrante del jurado.

Durante las palabras en la ceremonia de premiación, Marina Gallego, recordó que hace un año hicieron entrega al país de un informe de Comisión de la Verdad de las mujeres víctimas del conflicto armado y, por eso, recibir el premio lo asumen como el mejor homenaje a las mujeres víctimas y sobrevivientes.

“Ellas han hablado a través de su verdad de los graves daños que ha ocasionado el conflicto armado en sus vidas, pero también de sus aportes,  de que no se quedaron sumidas en la victimización, que fueron capaces de reconstruirse, reconstruir la vida de muchos otros, la familia, amigos, comunidades y esbozan su concepción de la reparación que quisieran tener, en donde una de sus mayores aspiraciones es que se termine la guerra”.

Liderazgo por la paz

2
Alan Jara recibe el Premio Liderazgo por la Paz de manos del coordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild. Foto Andrés Bernal / PNUD

Alan Jara, al recibir por primera vez la distinción Liderazgo por la Paz expresó que la paz no solo es un derecho: “Es un deber ciudadano y todos tenemos la obligación ética de trabajar para conseguirla”, dijo.

“Comparto este Premio con todos los colombianos que cada día construyen paz en los territorios, y a los miembros del jurado por considerar a una de las tantas víctimas del país para tan alta distinción –Sostuvo el mandatario regional del Meta-. En estos momentos de crisis no quisiéramos que la historia de frustraciones en el camino a la paz se repitiera, porque solo ha generado más víctimas, más sufrimiento”.

Según Jara hay que avanzar hacia el perdón en Colombia. “Es claro que el perdón es individual, pero debemos reafirmar que no implica ni justificación ni olvido. La venganza no es el camino a la paz. Yo he perdonado, al igual que lo han hecho muchas víctimas, pero no hay que olvidar, porque nadie debe olvidar para que nunca más se repita”.

Los finalistas

Los finalistas
Foto: Andrés Bernal / PNUD

Las otras dos organizaciones finalistas  del Premio fueron la Asociación Guardagolfo, una organización del Golfo de Urabá, que apoya a 18 organizaciones de base en la promoción, divulgación y comercialización de sus productos y servicios, fomentando el desarrollo alternativo desde una perspectiva de producción sostenible y amigable con el medio ambiente y que propende por la reconstrucción del tejido social, proceso del cual se benefician más de 600 familias.

La segunda iniciativa finalista fue Centros de Reconciliación – Fundación para la Reconciliación que es liderada por el Padre Leonel Narváez, quien también llamó la atención sobre el trabajo que hacen las mujeres por la paz, es así como en las Escuelas de Perdón y Reconciliación, de las personas que están involucradas en el proceso, alrededor del 90 por ciento son mujeres. "El perdón no cambia el pasado, pero si el futuro", dijo el sacerdote Leonel Narváez  al recibir el reconocimiento.

Este año el jurado estuvo conformado por Nicanor Restrepo, Ana María Ibáñez, Juan Luís Mejía, el padre Darío Echeverri, Socorro Ramírez, el general retirado Manuel José Bonnet, Jorge Orlando Melo, Francisco de Roux, SJ, Sylvia Escovar, Mónica de Greiff y Juan Gossaín.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Colombia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe